EL INFIERNO EN EL LIBRO DE URANTIA

|

Quemar el libro de urantia



Para el Libro de Urantia no hay lugar físico en el Universo llamado “infierno”. En occidente la idea de un lugar de tormento para las almas pecadoras se origino con la popularización de la primera de las tres cánticas de La Divina Comedia del poeta florentino Dante Alighieri llamada el infierno; recurso literario bastante aprovechado por la iglesia católica para asuntar a sus fieles e invitarlos a un correcto modo de vida. Yo estoy muy de acuerdo con los Testigos de Jehová que afirman que la idea del infierno es precristiana y proceden de la mitología de Mesopotamia. Creen que el INFIERNO es una traducción del griego Hades (el equivalente del Seól hebreo), que para ellos es el sepulcro común de la humanidad y no un lugar de castigo y tormento. La Collier’s Encyclopedia (1986, vol. 12, pág. 28) dice con respecto al “infierno”: “Primero representa al Seol hebreo del Antiguo Testamento y al Hades griego de la Septuaginta y del Nuevo Testamento. Puesto que el Sheol de los tiempos antes de los testamentos se refería simplemente a la morada de los muertos sin indicar distinciones morales, la palabra ‘infierno’, según se entiende hoy día, no es una traducción idónea”.
En el protestantismo el infierno es presentado como un lugar de castigo y separación eterna de la presencia y gloria de Dios.
El Padre en el cielo no es un Dios vengativo a quien le complazca atormentar a sus errados hijos. La consecuencia de una vida errada y egoísta no es el encarcelamiento donde nosotros nos quemamos a través de toda la eternidad. Sí hay un infierno temporal, y es cuando nosotros vivimos separados de Dios. Un infierno temporal que puede ser pensado como una innevocable separación de Dios, muerte final sin resurrección a pesar de que todos cometemos errores, nuestros errores son entendidos y perdonados por nuestro Piadoso y Amado Padre del Paraíso. Para experimentar el perdón nosotros debemos aprender a perdonar a otros así como Dios nos perdona. Edward Herbert dice “Aquel que no puede perdonar a otros rompe el puente sobre el que pasará él mismo, para cada hombre hay una necesidad de ser perdonado”.
Así como la mariposa emerge del capullo, el mortal ascendente emerge del tabernáculo terrestre del cuerpo a la forma moroncial que es un estado intermedio entre la materia y el espíritu
El infierno es vivir en ausencia de Dios y Sobreabundancia de nosotros mismos.
En la tierra nuestra belleza física es de alguna forma accidental. En los mundos de mansión o mundos de estancia, nuestra forma moroncial será el espejo de nuestra belleza interior.



1 Comentário:

Marco Gtz dijo...

El infierno... ese tema tan buscado y muy ignorado...
He buscado mucho de esto, y en Urantia menciona casi nada de el, sin embargo hay cientos o miles de testimonios del infierno en todo el mundo... ó un Libro como este dice no nos dice la verdad completa o cientos o miles de gentes estan mintiendo...¿? Juzgue ud. Mismo, pero vea toda la información que hay. No ignoremos lo que Jesucristo quiere decirnos.

Publicar un comentario

 

©2009 Sembradores de Urantia | Template Blue by TNB