Urantia Venezuela

|

Señor Henry Caldera






Se preguntaran porque este blogg que es el registro informal de las actividades de los lectores del Libro de Urantia en Colombia se refiere a la hermana República de Venezuela: y no es otra cosa que destacar la amable vista que en dos ocasiones nos ha realizado el señor Ingeniero Civil Henry Caldera. Cada vez que sus actividades laborales o comerciales le traen a Colombia este, pensionado aprovecha la oportunidad para traernos noticias y reforzar los lazos de amistad entre los lectores de LU de ambos países. Don Henry es actualmente doctor en medicina natural y maestros reik quien distribuye multiproductos cosméticos naturales y alopáticos. floravital_hcl@gmail.com
Actualmente en Venezuela existen varios grupos de Lectores de Urantia siendo el grupo de la ciudad de Mérida el más organizado ya que se han conformado como fundación con registro jurídico desde hace varios meses. La fundación Salvintón de Mérida estado de Zulia cuyo presidente es la Doctora María Auxiliadora Moreno, abogada que en compañía del señor Marcelino Ramírez , otro entusiasta lector que se han puesto en la tarea de crear más grupos en los estados de Sucre, Anzoátegui, e isla Margarita. Señor Henry Caldera de Venezuela
El grupo de Mérida al que pertenece Don Henry Caldera, “La fundación Salvintón”, es un grupo de doce personas que reúne dos veces por semana, los Jueves de 3 a 6 PM y los Domingos de 9 a 12 Meridiano tiene como secretario al señor Jairo Miranda y como tesorera a la señora Belkis Ruiz.
Es increíble el crecimiento de Lectores del Libro en todo el país Bolivariano que estas personas han logrado en un contacto persona a persona ya que los ejemplares del Libro solo se consiguen importándolos de Colombia o con los textos por internet. Próximamente se conformará el grupo de lectores de Barquisimeto capital del estado Lara con la asesoría del grupo de Mérida.
En nombre de los grupos de Colombia y en especial de Urantia Bogotá le damos las gracias al señor Henry Caldera por compartirnos todas estas positivas noticias que nos llenan de alegría y entusiasmo para seguir en esta labor de sembrar las enseñanzas del Libro de Urantia.
Para tener contacto con Urantia Venezuela les pueden escribir al Email: señor Henry Caldera alsurdelarcoiris@gmail.com Tel:.0058 -0414-5774226 ó al señor Marcelino Ramírez marcelino643@hotmail.com Tel:. 0058-0416-3700295

Urantia en Puerto Inírida – Guainía

|

Urantia en Puerto Inírida – Guainía



En medio de la selva Colombiana surgen unas hermosas formaciones rocosas llamadas los Cerros del Mavicure que son inmensos monolitos pétreos que invitan a la contemplación es un hermoso paisajes de selva y sabanas ricos en fauna y flora y justo en ese distante lugar existe un grupo de lectores del Libro de Urantia.
Desde el año pasado tuvimos la maravillosa oportunidad de conocer a un sencillo y valiente ser humano con un gran corazón. Y digo valiente porque se tomo la molestia de viajar hora y media en un avión desde Puerto Inírida, para Urantia en Guainíaasistir a una de las reuniones del grupo de Urantia en Bogotá mirando cómo era la lectura de otro grupo de Urantia, que le ayudase consolidar su incipiente grupo en ese lejano rincón de la geografía Colombiana
Se trata del señor Hugo Alonso Mateus, forjado en las lides de la milicia y que hoy en uso de buen retiro se dedicó a formar el único grupo de lectores del Libro de Urantia en Puerto Inírida capital del departamento del Guainía lo que otrora se llamó los territorios nacionales de Colombia. Otro buscador incansable de diferentes disciplinas del crecimiento espiritual y que gracias a un deterioro de su salud recurrió al Reiki como complemento a la medicina convencional; llegando de esta manera indirecta a las enseñanzas del LU. Reunion con Hugo Mateus
Hoy tiene un grupo de 6 amigos que se reúne en su casa todos los sábados de 7 a 8 de la noche para hacer la lectura secuencial del Libro de Urantia, una hora que en sus palabras es la más importante de la semana.
Gracias al señor Hugo Alonso podemos reseñar, que al igual que esas inmensas rocas (cerros de Mavicure) que emergen en medio de la selva, así mismo las enseñanzas del Libro de Urantia están formando mejores personas en ese apartado rincón del mundo. Gracias Don Hugo Alonso.
Para hacer contacto con don Hugo Alonso Mateus le pueden escribir a hugomateus2000@yahoo.com o al su teléfono celular 3147752868.

EL INFIERNO EN EL LIBRO DE URANTIA

|

Quemar el libro de urantia



Para el Libro de Urantia no hay lugar físico en el Universo llamado “infierno”. En occidente la idea de un lugar de tormento para las almas pecadoras se origino con la popularización de la primera de las tres cánticas de La Divina Comedia del poeta florentino Dante Alighieri llamada el infierno; recurso literario bastante aprovechado por la iglesia católica para asuntar a sus fieles e invitarlos a un correcto modo de vida. Yo estoy muy de acuerdo con los Testigos de Jehová que afirman que la idea del infierno es precristiana y proceden de la mitología de Mesopotamia. Creen que el INFIERNO es una traducción del griego Hades (el equivalente del Seól hebreo), que para ellos es el sepulcro común de la humanidad y no un lugar de castigo y tormento. La Collier’s Encyclopedia (1986, vol. 12, pág. 28) dice con respecto al “infierno”: “Primero representa al Seol hebreo del Antiguo Testamento y al Hades griego de la Septuaginta y del Nuevo Testamento. Puesto que el Sheol de los tiempos antes de los testamentos se refería simplemente a la morada de los muertos sin indicar distinciones morales, la palabra ‘infierno’, según se entiende hoy día, no es una traducción idónea”.
En el protestantismo el infierno es presentado como un lugar de castigo y separación eterna de la presencia y gloria de Dios.
El Padre en el cielo no es un Dios vengativo a quien le complazca atormentar a sus errados hijos. La consecuencia de una vida errada y egoísta no es el encarcelamiento donde nosotros nos quemamos a través de toda la eternidad. Sí hay un infierno temporal, y es cuando nosotros vivimos separados de Dios. Un infierno temporal que puede ser pensado como una innevocable separación de Dios, muerte final sin resurrección a pesar de que todos cometemos errores, nuestros errores son entendidos y perdonados por nuestro Piadoso y Amado Padre del Paraíso. Para experimentar el perdón nosotros debemos aprender a perdonar a otros así como Dios nos perdona. Edward Herbert dice “Aquel que no puede perdonar a otros rompe el puente sobre el que pasará él mismo, para cada hombre hay una necesidad de ser perdonado”.
Así como la mariposa emerge del capullo, el mortal ascendente emerge del tabernáculo terrestre del cuerpo a la forma moroncial que es un estado intermedio entre la materia y el espíritu
El infierno es vivir en ausencia de Dios y Sobreabundancia de nosotros mismos.
En la tierra nuestra belleza física es de alguna forma accidental. En los mundos de mansión o mundos de estancia, nuestra forma moroncial será el espejo de nuestra belleza interior.



 

©2009 Sembradores de Urantia | Template Blue by TNB