Urantia y el Principio Antrópico del Universo

|

Estracto de la conferencia de Juan Fernando Petro
HACIA UNA DEMOSTRACIÓN CIENTÍFICA DE LA EXISTENCIA DE DIOSPortada conferencia demostracion de Dios

Basado en las propuestas del premio Nobel de física Paul Dirac sobre los ajustados, sincronizados y muy precisos valores de las constantes de la naturaleza, los físicos actuales comienzan a valorar aquello que han denominado el "principio antrópico¨, es decir, poco a poco, a lo largo de los años han entendido que siempre quedará un espacio de información faltante cuando intentamos teorizar o conceptualizar los inicios del universo supeditados exclusivamente sobre la capacidad contenida en las leyes de la física para explicar dichos inicios.
Cual es la explicación para tan ajustados valores en las constantes de la naturaleza?. Acaso la sopa de posibilidades con la que juega el azar constantemente permite el espacio para que tales valores se sincronicen tan ajustadamente? A veces diríamos, tan insidiosamente? . Los físicos comienzan a explorar la posibilidad que la baraja del azar sobre las condiciones iníciales en la puesta en marcha del universo no son suficientes para explicar su origen. Más bien todo un movimiento de pensamiento revolucionario sobre los fundamentos de la física comienza a asomarse por la ventana mental de algunos de los más grandes físicos actuales.
Pareciera que mas allá de las leyes mismas, de las condiciones iníciales, de las condiciones de contorno, de las simetrías de calibración que dieron origen al universo, como bien lo explicara el físico Jhon Wheleer, existiéramos dentro de un universo participativo, de tal manera que el hecho mismo de nuestra existencia condiciona en cierta manera los valores de las constantes de la naturaleza que permitieron el surgimiento del universo.
Que sugiere el principio antrópico sobre la estructura total del mundo? Supóngase que en años venideros la línea de investigación antrópica revela que aún el más pequeño cambio de algunas de las condiciones iníciales del universo o del valor de cualquier cantidad fundamental no habría permitido la evolución de la vida. Esto sugeriría que, de todos los mundos posibles, el actual es el único apropiado para la vida. Wheeler ha hecho una pregunta más general. Cómo se originó el universo?. La mayoría de los filósofos de la ciencia niegan que esta cuestión tenga científicamente sentido: toda respuesta requeriría, al parecer, Urantia y Jhon Wheleerun marco de referencia metacientífico, porque la estructura misma de la ciencia ( a saber, el espacio-tiempo) y las leyes de la física que describen el espacio-tiempo se originaron al crearse el universo en el instante de la gran explosión. Si el espacio, el tiempo, la energía y la materia aparecieron después de la gran explosión, sobre que presupuestos físicos se dio origen al universo?. De allí que siempre necesitemos de un referente metacientífico que integre en un discurso coherente los conceptos físicos aplicados a las causas iníciales que dieron paso al universo observado. Pero, cual sería este referente El Referente Metafisicometacientífico?. Empezamos a encontrar aquí, entonces, las primeras huellas de Dios.
Wheeler aborda esta cuestión analizando la lógica de las explicaciones adoptadas en las teorías físicas desde la revolución científica del siglo XVIII. Mantiene que la lógica consiste en reducir cada fenómeno a otro más fundamental, o si no, la reducción podría ir descubriendo una capa estructural tras otra hasta el infinito. Wheeler escapa de este dilema proponiendo que se acabe de una vez con ese modo de discurrir reductivo y se pregunta si la Urantia Origen del Universoestructura, más bien que terminar en algún objeto pequeñísimo, o en algún campo fundamental, o que seguir de capa en capa, no llevará finalmente hasta el observador mismo en alguna suerte de cerrado circuito de interdependencias. Su argumento se inspira en la conexión establecida en la mecánica cuántica entre el observador y el fenómeno cuántico por él observado.
En apoyo de esta tesis cita Wheeler el principio antrópico. Afirma que jamás se ha dado razón alguna de por qué ciertas constantes y condiciones iníciales tienen los valores que tienen, excepto la de que, de no ser así, algo como Huellas de Dios sobre la arenanuestra capacidad de observadores, según la conocemos, sería imposible. No sería en absoluto imposible que llegara a existir universo alguno como no se le garantizara el producir vida, conciencia y capacidad de observación en alguna parte y por algún breve tramo de tiempo en su historia futura. Wheeler se acerca a la visión urantiana cuando rechaza la afirmación que considera que la vida y la capacidad de observación son solo accidentes en un universo independiente de los observadores y sostiene que la mecánica cuántica nos ha obligado a tomar en serio y a sopesar la opinión, El planeta tierra es el mejor mundo posibledirectamente opuesta, pero guiada por el espíritu de Urantia, de que tan esencial es el observador para la creación del universo como el universo para la creación del observador.
Entonces surge como consecuencia la siguiente pregunta, de que tipo de observador estamos hablando cuando hacemos referencia al origen del universo, si la ciencia misma enseña que prácticamente los observadores, humanos en este caso tan solo aparecieron 15. 000 millones de años después del big-bang?. Acaso estamos hablando de un observador absoluto, acaso estamos hablando de………Dios?.
Para responder a esta pregunta debemos introducirnos en el corazón mismlos mundos paraleloso de la mecánica cuántica. La crítica planteada por el premio nobel de física Erwin Schrodinger al crear la metáfora, o más bien el experimento mental del gato introducido en una caja, el famoso gato Cershire de Alicia en el Pais de las Maravillas que dentro de una caja viajaba con Schrodinger debajo del brazo permite ubicarnos sobre el punto crítico de la cuestión que hace referencia a las relaciones entre los observadores y los procesos observados.
Imaginemos, dice Schrodinger una caja con un gato adentro, según la mecánica cuántica en su famosa interpretación de Copenague, el gato al interior de la caja existe en una serie de estados superpuestos y que solamente a través del acto de Richard Feynman y el gato de cheshireobservación, puede ser reducido el vector que describe estos estados superpuestos a uno solo, a aquel que corresponde al hecho observado, es decir, un gato vivo o un gato muerto. Pero que sucede con el gato antes de cualquier observación?. Nuestro gato existiría en una serie de estados superpuestos, una especie de limbo existencial, de esquizofrenia vital, en donde este se encontraría vivo y muerto al mismo tiempo o no vivo y no muerto etc. Una extraña condición en todo caso. Por lo tanto, es el acto de observar el interruptor que reduce el vector de estados superpuestos sobre la existencia del gato a uno solo, el que aparece en realidad. Si esto es así, entonces tendríamos que plantear la siguiente pregunta, Quien redujo a uno solo, el vector de estados superpuestos de todo el universo en su conjunto cuando aún no existían observadores que cumplieran con dicha función?. Que Mevision urantia de Wheelernte podía existir entre bambalinas y que por un acto de observación trajo del conjunto posible de estados superpuestos el universo que observamos en la actualidad?. Parece ser que nuevamente nos encontramos al comienzo de todas las cosas con las huellas de Dios.
El filósofo Leibniz ya lo había planteado cuando pronunció su famosa frase, existimos al interior del mejor de los mundos posibles. Pero por que es este el mejor de los mundos posibles?. La respuesta se encuentra dentro de los escurridizos territorios del principio antrópico.Las leyes naturales
Es interesante preguntarse cuan improbable es que las leyes de la física permitan la existencia de las estructuras complejas. Hasta que punto deben estar sintonizadas estas leyes? Y en que sentido debe entenderse esta sintonización?.
En un famoso artículo publicado en Nature, los astrónomos británicos Bernard Carr y Martin Rees llegaron a la conclusión de que el universo es extremadamente sensible a los mas diminutos cambios de las leyes físicas, tanto que si el conjunto de leyes que tenemos se alterara de alguna forma, el universo se volvería irreconocible. Carr y Rees descubrieron que la existencia dDios el observador absolutoe estructuras complejas parece depender muy sensiblemente de los valores numéricos que la naturaleza ha asignado a las denominadas constantes fundamentales, es decir, los números que determinan la escala de los fenómenos físicos.
La absoluta improbabilidad en el nivel de ajuste sincronizado de estas constantes ha hecho que muchos científicos estén de acuerdo con la afirmación de Hoyle de que el universo es una obra planeada, ya que se necesitaría algo así como un 10 a la menos 27 de probabilidades para que estos ajustes tan precisos se dieran por el universo sencibleazar.
Debemos concluir que el universo es el resultado de un plan inteligente?. La nueva física y la nueva cosmología nos hacen esta tentadora advertencia. Las leyes que permiten que el universo surja espontáneamente parecen responder a un plan extremadamente ingenioso. Ahora bien, si el universo físico responde a un plan, significa que este tendrá una finalidad y los resultados de la física moderna nos inducen a pensar intensamente que esta finalidad nos incluye a nosotros como muy bien lo plantea Urantia.El univeso es planeado
Si la sintonización misma de estas leyes no puede deducirse lógica ni racionalmente, ni matemáticamente a partir de las leyes o de las condiciones iniciales que dieron origen al universo, quien sincronizó los relojes cósmicos con semejante precisión?. Como lo indica el principio antrópico, el hecho de nuestra existencia como observadores del universo es una demostración fehaciente de la extremada e improbable sincronización de las leyes naturales.
Sean cuales fueran las condiciones iniciales que dieron lugar a nuestro universo, siempre podríamos plantearnos: Por que ésas?. Dada la infinita variedad de maneras que el universo pudo elegir en su andadura inicial, por qué reloj cosmicocomenzó del modo en que lo hizo?, hay algo especial, quizá, en esas condiciones iniciales?. Parece que las condiciones iniciales no fueron arbitrarias, sino conformes a cierto principio profundo como bien lo postula el físico matemático Roger Penrose quien argumenta que si las condiciones iniciales se escogieran al azar, el universo resultante tendría una probabilidad abrumadora de ser muy irregular, con agujeros negros monstruosos en vez de presentar una distribución suave de la materia. Un universo tan homogéneo como el nuestro exige alguna sintonización extraordinariamente delicada de modo que todas sus regiones posean universo esta sintonizado con nuestra menteuna expansión acorde a una cuidadosa orquestación.
Uno de los grandes misterios hace referencia a los inicios del tiempo, Cuando comienza el tiempo?. Cómo a partir de la nada puede engranarse el primer segundo de la evolución cósmica?. Bien sabemos que en teoría esto es imposible y nos abre el espacio a la siguiente pregunta, Cómo pudo el universo en ausencia de estructuras y procesos específicos aplicar una enorme cantidad de energía a la generación de algo en un tiempo mínimo por no decir Origen del Universoinexistente?. La respuesta a esta pregunta sería sin duda una contradicción al principio de incertidumbre de Heisemberg, o será más bien, que nuestros interrogantes con respecto a los inicios del tiempo están mal planteados? Acaso la barrera de Planck, nuestro límite teórico del tiempo desarrollado por la mecánica cuántica no es más que una frontera conceptual que impide captar, que mas allá, el universo continua como reflejo de la eternidad, tal como Urantia plantea?.
Que lejos nos encontramos del supuesto laplaciano planteado ante el emperador Napoleon, cuando el primero (Laplace) le dijo al segundo (Napoleon) que la ciencia ya no necesitaba de la hipótesis de Dios. Laplace que por orgullo creía entender la naturaleza de las leyes físicas como si estas fueran principios newtonianos, ignoraba totalmente que la naturaleza sutil de las leyes como bien lo analizara el filosofo Inmanuel Kant dependía también de nuestras estructuras mentales.universo es comprensible a nuestros sentidos Podríamos decir que la naturaleza de la mente y la naturaleza del mundo físico, léase leyes universales, se retroalimentan en un círculo codefinicional en el cual, ninguno de los dos conceptos se convierte en causa o efecto del otro, sino que, mas bien, son codependientes debido precisamente a que habitamos un universo racionalmente comprensible.
Por que el universo es inteligible?, por qué es racionalmente comprensible?. Como es posible que los filósofos de la ciencia hallan encontrado después de 200 años de investigación científica que El universo es intelegibleexiste una pasmosa sincronicidad entre los estados materiales del universo y los estados mentales que interpretan a los primeros?. No es difícil imaginar un mundo en que las regularidades de la naturaleza fueran transparentes, evidentes a simple vista. Asimismo, cabe imaginar un mundo carente de regularidades, o en que las regularidades estuvieran tan sutilmente ocultas que el código cósmico exigiera para su descifrado una potencia intelectual considerablemente mayor que la del cerebro humano. Sin embargo, nos encontramos en una situación en la porque podemos conocerque parece casi como si la dificultad del código cósmico estuviese sintonizada con la capacidad humana para descífralo. Por qué nuestros procesos cognoscitivos han sintonizado con un reto tan extraño y misterioso como el entendimiento del universo entero?
Como el principio antrópico lo pregunta, de donde proviene esta ajustada sincronización entre mente y materia si ya sabemos que las probabilidades estocásticas serían virtualmente incapaces por cualquier mecanismo azaroso o aleatorio para generar tal sincronización. Si el circulo codefinicional entre materia y mente queda establecido cEl universo no se creo a si mismoomo una autorreferencia creativa entonces indiscutiblemente el origen de la materia queda vinculado por principio a la existencia de una mente actuando sobre dicha materia, pero, de quien es esa mente observadora de la materia en formación?. El famoso físico y matemático Henry Poincare ya lo intuía al postular que las ecuaciones de la física no debían entenderse bajo el supuesto de causas lineales que generan efectos lineales, sino que mas bien debían entenderse como círculos codefinicionales, de tal manera que en la naturaleza de las cosas no existe un primer elemento sobre el cual deba construirse la trama de la realidad como universo simuladoWheeler muy bien a criticado, sino que elementos codefinicionales integrados entre si van ampliando sus elipses con el único fin de abarcar espacios mas amplios, mas universales, mas unificados, integrando la experiencia en pos de una totalidad descrita excelentemente por el libro de urantia. No es acaso la expansión del universo una elipse siempre creciente cuyo supuesto origen debe ser entendido como la autoreferencia creativa entre la materia y la mente, precisamente porque el universo es racionalmente comprensible?. El gran Einstein se planteaba la pregunta del porque podemos conocer la trama profunda de las realidades físicas, porqué podemos conocer?.coherencia cuantica lo que es arriba es abajo
La neurofisiología nos dice que el cerebro se las ha arreglado para sincronizar sus mecanismos de manera practica con respecto a un ambiente material, de tal manera que sus respuestas están acordes a las influencias externas, por ejemplo si cae una piedra, el cerebro reacciona ante ella esquivándola, pero con respecto a supuestos cuya profundidad lógica es inobservable y no fácilmente deducible, como son el entendimiento de la teoría de la relatividad o la mecánica cuántica, como es que el cerebro puede sintonizar sus mecanismos con respecto a condiciones de abstracción que estarían tan lejos de sus posibilidades practicas?. Como es posible que la profundidad lógica del universo se encuentre ajustada tan maravillosamente con la profundidad lógica del cerebro humano y por que existe dicha profundidad?

 

©2009 Sembradores de Urantia | Template Blue by TNB