SERVICIO CON SABIDURIA Y AMOR (Segunda Parte)

|

Por: Verónica Alfonso

Con respecto al evangelismo de URANTIA que refleja mucha sabiduría:

“La Hermandad cree que su fin se logra mejor por atracción que por promoción. Si cada miembro aspira fielmente a poner activamente en práctica en sus quehaceres personales las enseñanzas de Jesús, entonces las demostraciones vivientes promoverán verdaderamente la Paternidad de Dios y la Hermandad del Hombre y la Hermandad de URANTIA indudablemente gozará una expansión estable y sana”.

Sería deseable que el núcleo, o séase los primeros cien o doscientos miembros de las sociedades, sea compuesto de creyentes estables y constantes formando una base sólida que pueda resistir cualquier y todas las contingencias que puedan surgir en el futuro. L calidad de los asociados, mas bien que la cantidad parecería ser el objetivo prudente”. Al esforzarnos de llevar a cabo este alto propósito debemos tener en mente que existen potencialmente por lo menos cuatro papeles peligrosos que puedan tentar personas que se convierten en seguidores de la Quinta Revelación Epocal EL LIBRO DE URANTIA.

1. El entusiasta. Cuando el primer impacto del inmenso mensaje del libro Urantia atina, la persona arde con el deseo de compartir el mensaje con otros, este impulso saludable induce personas a perder su sentido normal de discreción, decoro y sabiduría. Su sobre-excitación les induce a llevar a cabo, el antiguo dicho: “los necios se lanzan donde los ángeles no se atreven a ir.” Esas personas bien intencionadas necesitan la comprensión, el consejo y la estabilidad de miembros con mayor experiencia de la hermandad para ayudarles a superar ese periodo de impetuosidad. La mayoría de ellos gradualmente recobraran juicio y adquirirán métodos más sólidos y prudentes de mostrar su fe.

2. El pretendiente dictador impositivo: Numerosas personas utilizando el mejor criterio asequible, introducirán prematuramente el libro Urantia a un grupo religioso o una institución. Como resultado experimentaran varios grados de rechazamiento. Con demasiada frecuencia el individuo reaccionara del mismo modo, organiza otro grupo que el promueve con gran fervor para demostrar al primer grupo que equivocado, estúpido y desamorado. Ha sido. Esto desde luego solo causa animosidad aun más grande y erige barreras aun más inexpugnables al reconocimiento de la verdad y el potencial de la revelación Urantia. Si usted erra en discernir la disposición de un grupo para introducir el libro de Urantia, no se sorprenda o no se inquiete visiblemente por el rechazo. Con humildad y amor traten de comprender las personas y continúen la asociación con ellos al nivel de su comprensión religiosa. Cuando usted siente la necesidad de desligarse del grupo, hay que hacerlo gradualmente, silenciosamente y discretamente, y continúe amándolas como personas, como individuos.

3. El aspirante mesiánico. Ocasionalmente atraeremos personas con un complejo mesiánico. Sienten genuinamente que dios les ha dado la responsabilidad de salvar a la humanidad comunicaciones tan confusas y pervertidas con el ajustador de pensamiento da lugar a que esas personas se conviertan en las mas difíciles y peligrosas personalidades en cualquier movimiento religioso. Al punto que estos individuos pierden el contacto con la realidad –que es la manera verdadera en que dios obra en los hombres – hay que hacer hincapié repetidamente en que la salvación es siempre el resultado de un ministerio divino multiforme en personas. La salvación del hombre no depende del ministerio específicamente humano y no es influenciado significativamente por personalidades del ministerio humano. No existen pastores humanos indispensables y cualquier persona que tiene un sentido demasiado grande de su importancia pierde su utilidad de poder efectuar cosas importantes en el reino. En realidad la prominencia excesiva de personalidades en cualquier grupo religioso es malsana y una fuente potencial de maldad. Humildad genuina y abnegación espontanea ligada a un profundo deseo de servir al prójimo son las cualidades centrales que se necesitan en todos aquellos que pueden ser utilizados de la manera mas amplia y constructiva en el reino de dios.

4. El servidor frustrado: cuantos de nosotros nos hallamos periódicamente o continuamente en esa situación ¡tenemos el sentimiento profundo de servir a nuestro prójimo, pero los canales mundanos de nuestro servicio nos dejan con el anhelo de ser utilizado mas efectivamente y mas completamente. Cuando tales almas deseosas de prestar servicios son introducidos a la revelación Urantia y ven las tremendas posibilidades para el bien, apenas pueden resistir en infligirla a sus amigos y promoverla prematuramente en la sociedad.

1 Comentário:

Carlos Carrillo S. dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO, SALUDOS HERMANOS

Publicar un comentario

 

©2009 Sembradores de Urantia | Template Blue by TNB